Parece mentira pero las viviendas y edificios son muy contaminantes, son los que producen el 48% de los gases de efecto invernadero a la atmósfera. Por ello muchos arquitectos estudian la forma de construir viviendas sostenibles, respectando el el entorno y el medioambiente, aprovechando la energía solar, entre otros.

Para conseguir una vivienda sostenible, todas las personas nos tendríamos que esforzar, si cada uno hace un pequeño gesto al final se hace algo muy grande.
Tenemos que ver todo lo que en nuestras viviendas hacemos diariamente como: utilizar agua, gas, luz electrodomésticos, muchas cosas que perjudicamos al medio ambiente. Hemos de disminuir todo aquello que un pasado perdimos por culpa de la industrialización, construcción de viviendas a mansalva, entre otras.

Las viviendas sostenibles aprovechan todas las condiciones naturales para disminuir casi todas las necesidades energéticas. Por ejemplo, según muchos arquitectos:

- utilizar materiales de bajo mantenimiento.
- Instalar toldos y alerones para reducir el calor.
- Instalar aislamiento en la azotea, techo y paredes.
- Luces fluorescentes de bajo consumo.
- Pintar el exterior de la casa y azotea con colores frescos que espantan el calor.

En la cocina:

- Tener doble fregadero, para no abusar del agua mientras enjabonamos.
- Tener iluminación sobre el fregadero, calefacción y superficies de trabajo.
- Instalar llaves de paso AAA eficientes de agua.
- Cuando compremos electrodomésticos que sean marcas eficientes de agua y energía.
- El frigorífico en un lugar fresco lejos de la luz solar.

Agua, baños y lavadoras:

- Intentar usar agua de la lluvia para la lavadora, para agua caliente, bañarse y lavar.
- Cerrar el grifo mientras te lavas los dientes te afeitas o te enjabonas en la ducha, solo usarla cuando se necesite para aclararse.
- Si vemos grifos con pérdidas arreglarlos.
- Instalar dispositivos ahorradores de agua en los grifos.
- Introducir dentro de la cisterna una botella de plástico llena de arena o de agua, así se reduce el volumen de agua liberado.
- Optar por ducha en vez de baño.
- Antes de que salga el agua caliente, recoger las primeras gotas para fregar platos, suelo o regar plantas.
- Aprovechar la capacidad de la lavadora y sino utilizar programa económico.
- Instalaciones de sistemas de descalcificadores o magnéticos de las cañerías.
- Reciclar agua sucia de la lavadora y los cuartos de baño para utilizarla para regar las plantas.
- Usar llaves de agua y de ducha eficientes.
- WC con descargas de 6/3 litros para reducir el consumo de agua.
- Utilizar llaves de mezclas de agua en las duchas para reducir la pérdida de agua mientras se cambia de temperatura.

Acabados

- Pintura de baja o nula toxicidad.
- Suelo de bambú buen material eficiente y renovable con bajas emisiones VOC.
- Alfombras reciclables con fibras naturales.

Sistema de suministro de agua y energía:

- Sistema de calentador de agua solar o gas en vez de eléctrico.
- Para eliminar las facturas de electricidad, paneles solares fotovolcaicos convirtiendo la luz del sol en electricidad.
- Instalar bufetes en los cierres de ventanas y puertas exteriores permitiendo el ahorro de energia.
- Instalar doble acristalamiento, reduciendo las perdidas de calor y ahorra calefacción.
- Los cajetines de las persianas no tengan rendijas y estén aislados.
- En verano, la temperatura 24ºC, en invierno 21ºC, reduciendo aproximadamente unos 4ºC en habitaciones .
- Calefacción por la noche y por el día hasta que no este ventilado y no haber cerrado todas las ventanas apagarla.
- Radiadores mejor tener instalada una caldera de gas de alto rendimiento.
- Si se tiene caldera, hacer revisiones anuales.
- Purgar los radiadores antes de que empiece la temperatura fría.
- En los frigoríficos evitar las capas de hielo mas de 3cm y sino descongelarlo y en el caso de cambiar de nevera que tengan No Frost que evita la formación de hielo.
- Secar ropa en aire y sol.
- Intentar utilizar programas cortos de lavado a temperaturas bajas, si no esta muy sucia.
- Las ollas exprés ahorran tiempo y energía.

Jardín y áreas externas:

- Árboles en buena posición da buena sombra.
- Madera reciclada para los detalles exteriores.

Lo bueno de una vivienda sostenible: son seguras, duraderas, confortables, adaptándose a las capacidades físicas de las personas, mejora los gastos mantenimiento, gas, agua consideradamente al año y ayudamos a mantener el medio ambiente.

En definitiva tener una vivienda sostenible, el que nos apuntemos a esta medida, no solo conseguiremos una mejora del medio ambiente, sino que también conseguiremos un ahorro considerado para nuestra economía. Animo!!!